Socialización política y participación electoral en las elecciones municipales en Costa Rica, 2020[1]

 

José Andrés Díaz González*

 

https://doi.org/10.35242/RDE_2020_30_7

 

Nota del Consejo Editorial

Recepción: 28 de febrero de 2020.

Revisión, corrección y aprobación: 20 de marzo de 2020.

Resumen: El artículo analiza las variables que inciden en la probabilidad de que la población costarricense acuda a ejercer su derecho al voto en las elecciones municipales del 2 de febrero del 2020. Propone un modelo para determinar si la probabilidad de votar en las elecciones está relacionada con la socialización política, la gestión del gobierno municipal u otras variables de índole sociodemográfico y político. Se concluye que la socialización política y, especialmente, la valoración de gestión del gobierno local inciden en aumentar la probabilidad de que las personas asistan a votar en las elecciones municipales.

Palabras clave: Elecciones municipales / Comportamiento electoral / Abstencionismo / Gobierno local / Sociología política.

Abstract: The article analyzes the variables that impact the probability of the Costa Rican population to exercise their right to suffrage in the municipal elections of February 2nd, 2020.  It proposes a model to determine whether the probability of voting is related to political socialization, the management of the municipal government or other variables of a sociodemographic and political nature.  It states that political socialization and, in particular, the assessment of the local government’s management, exert an impact in the probability of people voting in municipal elections.

Key Words: Municipal elections / Electoral behavior / Abstentionism / Local government / Political sociology.


 

1.       Introducción

El 2 de febrero del 2020 se realizaron las elecciones municipales en Costa Rica y, al igual que lo ocurrido en las últimas dos décadas, el abstencionismo rondó -en promedio- el 60% en cada cantón; además, 48 de 66 alcaldes y alcaldesas que buscaban la reelección lograron mantenerse en su cargo. Dado lo anterior, el presente trabajo busca generar un aporte para comprender el comportamiento electoral de la población costarricense en estos comicios, específicamente, los factores que pueden estar incidiendo para aumentar la probabilidad de que las personas decidan ir a votar. Para ello se recurre al papel que tiene la socialización política, entendida como el proceso por el cual las personas adquieren, forman y refuerzan sus criterios, opiniones y preferencias políticas, las cuales tienen una incidencia directa en su comportamiento electoral (Díaz y Cordero, 2020); con esto pretendemos generar un aporte que complemente los hallazgos de otros trabajos, los cuales han buscado explicar el comportamiento electoral en las elecciones municipales a partir de variables sociodemográficas o desde las características del sistema de partidos local.

Para lograr lo anterior, el artículo se divide en cuatro secciones; en la primera, se revisa la literatura académica que aborda el estudio del comportamiento electoral en elecciones municipales, tanto para Costa Rica como en otras latitudes. El segundo apartado explica el modelo de socialización política que se utiliza para analizar el comportamiento electoral de la población costarricense en las elecciones municipales. El tercer segmento contiene una exposición de los datos, así como del resultado del modelo aplicado. En el último acápite se discuten los resultados obtenidos y se exponen algunas conclusiones y consideraciones finales.

 

2.       Revisión de literatura académica

Algunos trabajos se han concentrado en analizar si, en el caso de las elecciones de autoridades de gobiernos locales, la ciudadanía emite su voto tomando en mayor consideración a los partidos o a las personas candidatas a los puestos de elección popular. Por ejemplo, para el caso de España, Barberá ha encontrado que la importancia de la identificación con la persona candidata aumenta en las elecciones locales respecto a las nacionales sobre otros aspectos como la afinidad ideológica hacia el partido político que representa dicho candidato (Barberá, 2010). Para el caso específico de la región de Andalucía (España), se identificó que el liderazgo y las características de los candidatos en elecciones locales tienen mayor influencia sobre el electorado para decidir su voto que los mismos aspectos para el caso de los candidatos a comicios nacionales. Esta evidencia apunta a la existencia de una “personalización de la política local”; pero, también, señala que a nivel local el electorado presta más atención a las características de las personas candidatas, y valora si estas son adecuadas para enfrentar los problemas de su comunidad (Ortega-Villodres y Recuero-López, 2020).

Siguiendo con el caso de España, se ha revisado si el comportamiento del electorado a nivel local puede explicarse utilizando las mismas pautas que a nivel nacional. Así, se ha encontrado que si el partido que ocupa el gobierno local, al mismo tiempo, controla el gobierno nacional, puede tener esto un efecto sobre el comportamiento del electorado; si este valora de forma negativa o positiva su gestión en asuntos económicos. No obstante, este vínculo no es absoluto, y el comportamiento del electorado también se encuentra influenciado por su ideología, los escándalos de corrupción acontecidos en el gobierno local, las condiciones sociales y económicas de la comunidad, entre otras (Riera et al., 2016).

Otros autores han tratado de determinar si las políticas económicas impulsadas por los gobiernos locales afectan las preferencias electorales de la ciudadanía. Al respecto, la evidencia recolectada ha arrojado resultados ambiguos, ya que si bien parece posible estimar que los electores y las electoras realizan su decisión considerando lo que creen que puede mejorar su bienestar económico, finalmente, parece que no cuentan con la capacidad de sopesar los posibles beneficios de las políticas económicas impulsadas por los gobiernos locales, ya fueran de izquierda o de derecha (Basile y Filoso, 2018).

Respecto a la influencia de las redes sociales en las elecciones municipales, estas parecen funcionar como una plataforma eficiente para que los partidos coloquen su agenda y hagan llegar su propuesta al electorado. Asimismo, hay evidencia que sugiere que una buena estrategia en redes sociales puede permitir que una agrupación política se diferencie del resto y capte la atención del electorado. Sin embargo, las investigaciones sobre el tema no logran concluir si un mayor posicionamiento en redes sociales permite captar una mayor cantidad de votos en las urnas (Cambronero, 2019; García-Carretero y Pérez-Altable, 2017).

Las características del régimen electoral y de los sistemas de partidos locales también han sido abordadas como variables explicativas del comportamiento del electorado en las elecciones municipales. Así, en el caso de Colombia, las investigaciones han mostrado que las reglas electorales a nivel local han tenido el efecto de disminuir el número efectivo de partidos políticos, y han limitado la competencia electoral; sin embargo, al mismo tiempo hay evidencia de que los partidos se han ajustado a dichas condiciones, y han generado estrategias con el propósito de aumentar su captación de votos (Milanese y Jaramillo, 2015).

Para el caso de Guatemala, se ha encontrado que existe un efecto “incumbente” negativo, tanto para candidatos como para partidos; en otras palabras, los candidatos y partidos en control del gobierno local tienen menor probabilidad de ser elegidos nuevamente. La explicación de este fenómeno parece deberse a que este país cuenta con un entorno institucional débil, lo cual lleva a que el “voto castigo” sea el único mecanismo con el que cuenta la ciudadanía para remover a las autoridades políticas locales; al mismo tiempo puede observarse como una estrategia para incentivar que estas actúen en cumplimiento de las expectativas de la ciudadanía (Morales, 2014).

Para el caso de Costa Rica, en los últimos años ha habido un importante aumento de los trabajos que analizan las elecciones municipales. Sin embargo, en la mayoría de los casos se concentran en estudiar los resultados de los comicios municipales, el régimen electoral y la composición del sistema de partidos locales, dejando en un segundo plano el comportamiento y motivaciones del electorado (Alfaro, 2019b; Alfaro y Zeledón, 2003; Calvo et al., 2018; Cascante y Camacho, 2019 y Gell, 2019). Una importante excepción es el trabajo de Alfaro Redondo, el cual analiza los patrones de participación en las elecciones municipales costarricenses entre el 2002 y el 2016, y encuentra que las características sociodemográficas tienen un peso importante para explicar el comportamiento electoral a nivel local; este autor determina que el ser mujer, estar casado y tener más edad son factores asociados a la participación en dichos comicios. Adicionalmente, un elector que habita en un distrito urbano tiene una propensión a votar significativamente menor que la de un residente de un distrito rural (Alfaro, 2019a).

A partir de entrevistas a actores claves, Beltrán Conejo indica que la práctica del voto en las elecciones municipales se asocia con valores e imaginarios vinculados con el “ser costarricense”. Asimismo, esta autora anota que existen diferencias en la percepción sobre la identidad y el valor del acto del sufragio para las personas provenientes de zonas urbanas y rurales, posiblemente debido a que para estas últimas el gobierno municipal es la institución gubernamental más cercana y de mayor contacto para buscar soluciones a los problemas que los aquejan. Sin embargo, la evidencia recolectada por ella no permite identificar la existencia de una relación entre dichas percepciones y el comportamiento electoral de la población (Beltrán, 2019).

Por último, un estudio realizado sobre el comportamiento electoral de la población del cantón de Nandayure, en Guanacaste, arroja importantes pistas para explicar el comportamiento electoral a escala local; especialmente, lo referente a la asistencia a las urnas (Calvo et al., 2020). En primer lugar, es necesario indicar que el cantón de Nandayure muestra altos niveles de participación electoral, desde las elecciones del 2002, algo poco usual en el escenario costarricense. En segundo lugar, los resultados de la investigación arrojaron una fuerte influencia de familiares y amigos para incidir en que las personas asistieran a votar, sumado a un fuerte sentido de responsabilidad personal respecto al “deber” de votar. Asimismo, si bien los resultados conseguidos no permiten descartar del todo la influencia de la campaña realizada por los partidos políticos, así como por el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), los datos obtenidos sugieren que tuvieron una menor influencia en la decisión de los y las habitantes de dicho cantón de ir a votar. Por último, una de las principales razones para acudir a votar era el conocer a la persona candidata, lo cual es consecuente con la literatura reseñada al inicio de la sección, que muestra que a nivel local las características y conocimiento sobre el/la candidato/a es un factor importante para explicar el comportamiento electoral de la ciudadanía.

 

3.       Modelo de socialización política

La propuesta de este artículo es explicar la asistencia o no a votar en las elecciones municipales en Costa Rica, a partir de la socialización política; esta se entiende como un proceso que permite a las personas adquirir, formar y reforzar sus criterios, opiniones y preferencias políticas, las cuales tienen una incidencia directa en su comportamiento electoral (Díaz y Cordero, 2020). Dado esto, se parte de la premisa de que el estudio de la socialización política ayuda a explicar el comportamiento y las preferencias electorales de las personas, especialmente en aquellos casos en que se identifican comportamientos atípicos, o bien en los que las variables utilizadas tradicionalmente por la literatura académica (sexo, edad, escolaridad, etc.) no permiten generar explicaciones satisfactorias sobre el comportamiento electoral de la población estudiada.

Para el caso concreto de Costa Rica, ya se ha utilizado un modelo de socialización política para explicar la intención de voto de la población durante la segunda ronda electoral en las elecciones nacionales del 2018 (Díaz y Cordero, 2020). Si bien se emplea dicha propuesta como base de trabajo, en el presente artículo se realiza un cambio importante en la variable dependiente del modelo, ya que en este caso no se explica por cuál candidato o partido político la población votará, sino si las personas votarán o se abstendrán de hacerlo; lo anterior debido a dos razones: la primera, las elecciones municipales consisten de 82 elecciones independientes (una por cada cantón del país), en las cuales participan diversos partidos políticos (nacionales, provinciales y cantonales); por lo que no es práctico en una encuesta realizada a nivel nacional preguntar a las personas encuestadas por quién votarán, y tener con ello resultados que permitan generar datos significativos para analizar. En segundo lugar, desde la primera elección de alcalde/esa, realizada en el 2002 en Costa Rica, los comicios locales se han caracterizado por presentar una baja participación electoral; sin embargo, existen cantones con altos niveles de participación (superiores al 80%) y otros con niveles muy bajos (inferiores al 30%); razón por la cual es de interés encontrar explicaciones sobre las razones por las cuales las personas deciden votar o no en estos comicios.

Adicionalmente, el modelo utilizado aquí posee otra variación al originalmente planteado por Díaz González y Cordero Cordero (2020), ya que estos incluyen una variable de coyuntura para explicar el comportamiento electoral, para lo cual hacen referencia a un evento importante en la agenda nacional y que, supuestamente, había tenido impacto en las decisiones electorales de la población. En el caso de este artículo, al tratar de analizarse el comportamiento electoral en las elecciones municipales, donde cada cantón presenta una coyuntura particular difícil de captar en una encuesta realizada a nivel nacional, se optó por consultar sobre la gestión del actual gobierno municipal (ver Tabla 1); la literatura académica revisada muestra que la percepción sobre el gobierno local incide en el interés y comportamiento de la población en las elecciones locales (Basile y Filoso, 2018; Morales, 2014).

Adicionalmente, al modelo se le agregaron tres variables político-electorales que se consideran podían tener algún poder explicativo del comportamiento electoral en los comicios municipales (ver Tabla 1). La primera es si participa en un partido político, ya sea a escala nacional o local; pues podría aumentar el interés de las personas de que su partido obtenga una mayor cantidad de votos y, por ende, aumentar la probabilidad de que asistan a votar. La segunda es si conoce a alguna de las personas candidatas, esto debido a que la literatura académica tiende a apuntar que el personalismo y la figura de los candidatos/as y es un factor importante a la hora de explicar el comportamiento electoral de la población (Ortega-Villodres y Recuero-López, 2020). Por último, se consultó si votaba en el mismo cantón en el que habita, ya que habitar un cantón distinto en el que se encuentre empadronado podría disminuir la probabilidad de asistir a las urnas, aparte de que la persona no necesariamente estaría informada de las opciones políticas o de la problemática del cantón sobre el que debe elegir el gobierno local.

Los datos utilizados para el análisis provienen de la encuesta “Percepción de la población costarricense sobre aspectos de la coyuntura y las culturas políticas en Costa Rica (2019)”, realizada por el Instituto de Estudios Sociales en Población (IDESPO) de la Universidad Nacional (UNA), del 2 al 10 de noviembre del 2019. Esta encuesta se aplicó a una muestra de 752 personas, todas costarricenses y mayores de edad; cuenta con un nivel de confianza del 95% y un error de muestreo de +3,6%. Es necesario recalcar que la encuesta se realizó casi tres meses antes de la fecha de los comicios, por lo que se le consultó a la población sobre su posible intención de ir a votar en estos. La Tabla 1 presenta la definición y codificación de los componentes de participación analizados en el estudio.

 

 

 

 

 

Tabla 1

Definición y codificación de las variables del modelo

Componente

Definición

Codificación

Socialización política primaria

Refiere a las interacciones que pudieron tener con personas allegadas o de su confianza: familiares, amigos o compañeros/as de trabajo.

En una escala de 1 a 5, donde 1 es que no influyó en nada y 5 influyó completamente, ¿qué tanto influyeron las siguientes razones en su decisión sobre cómo votar…?

-  Las conversaciones con compañeros/as de trabajo.

-  Las conversaciones con familiares, amigos o vecinos.

-  Las opiniones de los superiores de su lugar de trabajo.

Socialización política secundaria

Refiere a la información sobre política que reciben las personas, la cual proviene de fuentes que pueden ser consideradas como "confiables". Es una relación de información unidireccional, ya que las personas no pueden replicar directamente a su emisor: noticias, opiniones de analistas y campañas electorales.

En una escala de 1 a 5, donde 1 es que no influyó en nada y 5 influyó completamente, ¿qué tanto influyeron las siguientes razones en su decisión sobre cómo votar…?

-  Las opiniones de analistas políticos.

-  Las campañas realizadas por los partidos políticos.

-  Las noticias sobre la campaña electoral municipal.

Socialización política terciaria

Refiere a interacciones o información que reciben de personas o medios que no necesariamente conocen personalmente, o bien, que pueden tener distintos niveles de legitimidad y credibilidad. Pueden darse relaciones de información unidireccional y bidireccional, por ejemplo, los comentarios y publicaciones en redes sociales.

En una escala de 1 a 5, donde 1 es que no influyó en nada y 5 influyó completamente, ¿qué tanto influyeron las siguientes razones en su decisión sobre cómo votar…?

-  Los comentarios en redes sociales (Facebook, Twitter, etc.) sobre la campaña electoral.

Coyuntura

Refiere a aspectos relevantes del contexto político, los cuales pueden influir tanto en las preferencias del electorado como en las interacciones y discusiones (sociabilidad) que estos tengan sobre el tema político.

En una escala de 1 a 5, donde 1 es que no influyó en nada y 5 influyó completamente, ¿qué tanto influyeron las siguientes razones en su decisión sobre cómo votar...?

-  La gestión del actual gobierno municipal.

Participa en un partido político

Refiere a si forma parte o participa de manera activa en un partido político (nacional o local).

0.         No

1.        

Conoce a algún candidato/a

Hace referencia a que si la persona encuestada conoce o identifica con claridad a alguna de las personas candidatas en las elecciones de su municipalidad.

0.         No

1.        

Vota en el cantón que reside

La persona indica si habita en el mismo cantón en que se encuentra empadronado para votar.

0.         No

1.        

Sexo

Responde a diferencias y características biológicas de las personas. Se realiza una indagación directa con la persona entrevistada con el propósito de conocer su sexo. Se definen dos categorías.

0.         Hombre

1.         Mujer

Grupo de edad

Es el intervalo de tiempo transcurrido entre la fecha de nacimiento y la fecha del momento en que se aplica la entrevista, consultado en años cumplidos. Esta variable se reagrupó en tres categorías.

a)         18 a 34 años

b)         35 a 49 años

c)         50 años o más

Nivel de escolaridad

Se refiere al último grado de enseñanza regular aprobado por la persona, para el cual se establecieron tres categorías.

1.         Primaria completa o menos

2.         Secundaria completa o incompleta

3.         Universitaria completa o incompleta

Nota: Elaborada por el autor.

4.       Exposición de datos y análisis del modelo

En primer lugar, se le consultó a la población encuestada si pensaban asistir a votar en las elecciones municipales del 2 de febrero del 2020; ante esto, el 23,8% señaló que no pensaba votar y un 76,2% indicó que sí tenía pensando en ir a votar (ver Figura 1). Es necesario señalar que esos resultados difieren a la participación que se realizó en las elecciones municipales del 2020, cuyo abstencionismo rondó el 62%. Varios elementos pueden explicar dicha diferencia; en primer lugar, al tratarse de una encuesta de carácter nacional, no puede captar de forma exacta el comportamiento del electorado a escala local. En segundo lugar, puede presentarse el fenómeno de deseabilidad social, donde un grupo de personas encuestadas manifiesta que irá a votar debido a que considera que es la posición “políticamente correcta” y no desean admitir que se abstendrán de ejercer su voto, sobre todo, si se toma en consideración el valor que el voto tiene en el imaginario político democrático costarricense (Díaz et al., 2018). Por último, la encuesta se realizó a inicios de noviembre del 2019, casi tres meses antes de las elecciones municipales, por lo que personas que indicaron en ese momento que asistirían a votar pudieron cambiar de parecer en dicho lapso.

Figura 1. Porcentaje de la población encuestada según su disposición para votar en las elecciones municipales de febrero del 2020. Noviembre, 2019 (n=752). IDESPO-UNA. Encuesta: Percepción sobre aspectos de la coyuntura y culturas políticas en Costa Rica 2018.

En lo que respecta a las razones que influyen en el voto (Tabla 2), la que es identificada como más influyente es la gestión del actual gobierno municipal (3,90), seguida por las opiniones de analistas políticos (3,58), las conversaciones con familiares, amigos o vecinos (3,54) y las noticias sobre la campaña electoral municipal (3,48). En cuanto a las razones que influyeron menos, según la población encuestada, se encuentran las campañas realizadas por los partidos políticos (3,41), los comentarios en redes sociales sobre la campaña (3,15) y las opiniones de los superiores de su lugar de trabajo (3,06).

Tabla 2

Percepción de la población costarricense sobre las razones que influyen su voto en las elecciones municipales. Noviembre, 2019

Razones**

Valor Medio

N

La gestión del actual gobierno municipal

3,90

(1,17)*

746

Las opiniones de analistas políticos

3,58

(1,17)

746

Las conversaciones con familiares, amigos o vecinos

3,54

(1,17)

752

Las noticias sobre la campaña electoral municipal

3,48

(1,16)

752

Las campañas realizadas por los partidos políticos

3,41

(1,15)

750

Las conversaciones con compañeros/as de trabajo

3,34

(1,17)

739

Los comentarios en redes sociales (Facebook, Twitter, etc.) sobre la campaña electoral

3,15

(1,12)

745

Las opiniones de los superiores de su lugar de trabajo

3,06

(1,14)

735

 

Nota: IDESPO-UNA. Encuesta: Percepción sobre aspectos de la coyuntura y culturas políticas en Costa Rica 2018.

(*) Valores de la desviación estándar entre paréntesis

(**) A las personas encuestadas se les consultó “En una escala de 1 a 5, donde 1 es que no influyó en nada y 5 influyó completamente, ¿qué tanto influyeron las siguientes razones en su decisión sobre cómo votar?”.

Para determinar si estas razones se comportan según lo dispuesto por el modelo propuesto, se realizó un análisis factorial confirmatorio, cuyo resultado se observa en la Tabla 3. Así, se confirmó que las razones consultadas que podrían afectar la intención de voto de la población encuestada se agrupan en los componentes del modelo de socialización política propuesto; además, la pregunta realizada sobre la influencia de la coyuntura (gestión del actual gobierno municipal), se mantuvo independiente a los restantes componentes del modelo.

Tabla 3

Matriz de componentes rotados

Componente

Codificación

Escala

1

2

3

4

Socialización política primaria

Las conversaciones con compañeros/as de trabajo

0,892

 

 

 

Las conversaciones con familiares, amigos o vecinos

0,814

 

 

 

Las opiniones de los superiores de su lugar de trabajo

0,785

 

 

 

Socialización política secundaria

Las opiniones de analistas políticos

 

0,528

 

 

Las campañas realizadas por los partidos políticos

 

0,840

 

 

Las noticias sobre la campaña electoral municipal

 

0,842

 

 

Coyuntura

La gestión del actual gobierno municipal

 

 

0,955

Socialización política terciaria

Los comentarios en redes sociales (Facebook, Twitter, etc.) sobre la campaña electoral

 

 

 

0,922

Nota: El método de extracción utilizado fue el análisis de componentes principales; el método de rotación empleado correspondió a Varimax con normalización Kaiser. La rotación ha convergido en cinco iteraciones. Los factores capturan 79,8 por ciento de la varianza total. Elaborada por el autor.

En cuanto a otras variables de orden político consideradas en el modelo, un 6% de la población encuestada indicó que participaba en un partido político, ya fuera a escala nacional o cantonal. Por otra parte, un 52,7% señaló conocer a alguna persona que se estuviera postulando para algún puesto en las elecciones municipales. Finalmente, un 88% apuntó que votaba en el mismo cantón en el que habita (ver Tabla 4).

 

 

 

Tabla 4

Porcentaje de la población encuestada según distintos aspectos relacionados con las elecciones municipales. Noviembre, 2019

Variable

No

Ns/Nr

Actualmente participa en un partido político

5,9%

93,9%

0,2%

Conoce a alguna persona que se postule en las elecciones municipales

52,5%

47,2%

0,4%

Vota en el mismo cantón donde reside

88,0%

11,8%

0,2%

Nota: IDESPO-UNA Encuesta Percepción sobre aspectos de la coyuntura y culturas políticas en Costa Rica 2018.

 

La Tabla 5 muestra los resultados del modelo de regresión logística aplicado para determinar cómo las variables, antes expuestas, se relacionan con la probabilidad de votar en las elecciones municipales. En primer lugar, el sexo no es una variable que tenga una relación significativa, pero la edad sí presenta una relación significativa, más específicamente las personas cuyas edades son iguales o mayores a 35 años muestran mayor probabilidad de votar. En este último caso los datos se comportan según lo encontrado en otros estudios, los cuales indican que cuando se trata de la población costarricense, a mayor edad mayor probabilidad de asistir a las urnas (Alfaro, 2019a). En cuanto a la escolaridad, los datos analizados no arrojan una relación significativa entre esta y la probabilidad de participar en las elecciones municipales, aunque otros trabajos han mostrado la existencia de dicha relación para el caso de las elecciones nacionales en Costa Rica (Díaz y Cordero, 2020).

 

 

 

Tabla 5

Resultados sobre el modelo de regresión logística sobre la asistencia a las urnas en las elecciones municipales del 2020 en Costa Rica. Irá a votar (1) No irá a votar (0)**

 

Coeficientes

Error típico de B

Sig.

Sexo

 

 

 

Mujer*

0,294

0,188

0,118

Edad

 

 

 

50 años o más*

 

 

 

De 18 a 34 años

-0,026

0,245

0,916

De 35 a 49 años

-0,492

0,241

0,042

Escolaridad

 

 

 

Primaria o menos*

 

 

 

Secundaria

-0,323

0,230

0,160

Universitaria

-0,406

0,263

0,123

Variables político-electorales

 

 

 

Participa en un partido político

1,034

0,633

0,102

Conoce a algún candidato/a

0,602

0,194

0,002

Vota en el cantón que reside

-0,333

0,269

0,215

Socialización política

 

 

 

Primaria

0,361

0,100

0,000

Secundaria

0,353

0,098

0,000

Terciaria

0,296

0,101

0,003

Coyuntura

0,439

0,093

0,000

Constante

1,252

0,469

0,008

 

*Variable de referencia.

** El modelo clasifica correctamente el 76,6% de los casos.

 

Respecto a las otras variables político-electorales incluidas en el modelo, la única que presenta una asociación significativa es el conocer a alguna de las personas candidatas. Es necesario señalar que, debido a la forma como se realizó dicha pregunta en la encuesta, los datos recopilados no permiten inferir que la persona encuestada decidiera (o no) votar por la persona a quien conoce; asimismo, tampoco se logra identificar a qué cargo público (alcalde/esa, regidor/a o síndico/a) aspira la persona conocida. No obstante, el comportamiento de esta variable sí muestra cierta congruencia con lo registrado por otras investigaciones donde se destaca el peso y conocimiento sobre los candidatos y candidatas como un factor para explicar el comportamiento electoral en la elecciones locales (Barberá, 2010 y Ortega-Villodres y Recuero-López, 2020).

Por otra parte, todas las variables del modelo de socialización política presentan una relación significativa con la probabilidad de votar en las elecciones municipales. En un trabajo anterior se había encontrado que, para el caso de las elecciones nacionales en Costa Rica, solo la socialización política primaria parecía tener alguna incidencia en el comportamiento electoral de la ciudadanía (Díaz y Cordero, 2020). Los datos expuestos en la Tabla 4 muestran que la socialización política primaria, secundaria y terciaria se relacionan de forma positiva con la posible asistencia a las urnas en las elecciones municipales; en otras palabras, las personas que muestran un comportamiento político más activo y una mayor propensión de discutir e informarse sobre asuntos políticos en distintos niveles y espacios tienen mayor probabilidad de indicar que asistirán a votar en los comicios locales.

Sobre lo anterior, vale la pena indicar que el nivel de socialización política primaria es el que más aumenta -aunque levemente- la probabilidad de asistir a votar; la razón puede deberse a que este nivel da cuenta del intercambio y diálogo con familiares, vecinos y amigos sobre asuntos políticos, los cuales pueden habitar posiblemente en la misma comunidad; eso vuelve factible que estas discusiones aborden los problemas sociales, económicos y políticos del cantón y, con ello, aumente el interés de las personas en las elecciones municipales. La anterior interpretación se refuerza al observar que la variable coyuntura, la cual refiere a la gestión del gobierno municipal, también tiene una relación significativa con la intención de asistir a las urnas. En otras palabras, el interés en la labor del gobierno municipal (positiva o negativa) aumenta la probabilidad de las personas encuestadas de emitir su voto en las elecciones municipales.

5.       Discusión y conclusiones

En las elecciones municipales de febrero del 2020, 48 de 66 alcaldes y alcaldesas que buscaban la reelección consiguieron mantenerse en su cargo; en otras palabras, en el 58,5% de los cantones la elección fue ganada por el incumbente. Como se señaló en la revisión de la literatura, en otros países se ha mostrado que el “voto castigo” contra el incumbente incentiva la participación de la población en las elecciones locales (Morales, 2014); esta explicación podría estar detrás de la no relección de 18 alcaldes y alcaldesas, sobre todo si se considera que en el modelo aplicado la valoración de la gestión del gobierno local es una variable que aumenta la probabilidad de votar en las elecciones municipales. Por lo tanto, es posible inferir que -al menos para un sector de la ciudadanía- el “castigar” o “premiar” a un incumbente por su labor realizada es una razón de peso para decidir emitir su voto.

No obstante, lo anterior también pone de relieve el peso de la “personalización de la política” en los comicios locales (Barberá, 2010). Los datos analizados arrojan que conocer a alguno de los candidatos/as aumenta la probabilidad de asistir a votar. Si bien la forma en que se recolectó la información no permite identificar a cuál o cuántos candidatos se conocía o si la percepción sobre estos es positiva o negativa, se puede suponer que un alcalde o alcaldesa que busca reelegirse tiene mayor probabilidad de ser conocido por la ciudadanía que el resto de los candidatos/as; lo cual le da una ventaja para tratar de captar apoyo electoral.

El participar de forma activa en un partido político mostró no tener una relación significativa con la asistencia a las urnas. Es necesario señalar que menos de un 6% de las personas encuestadas indicaron formar parte de un partido. Lo anterior llama la atención debido a que, a pesar de que Costa Rica cuenta con un sistema electoral sólido y altamente institucionalizado, los partidos políticos resultan mal valorados por parte de la población, como parte de un desencanto o descontento hacia la política (Díaz et al., 2018). Lo anterior puede explicar por qué 13 alcaldías fueron ganadas por partidos locales, quienes podrían estar sacando provecho al recelo y descontento mostrado por la ciudadanía hacia los partidos políticos nacionales.

En cuanto a las variables sociodemográficas, solo la edad se relaciona de forma significativa con la intención de votar en las elecciones municipales y, al igual que lo encontrado en otros estudios, a mayor edad de la persona existe una mayor probabilidad de que acuda a las urnas. Los estudios realizados sobre el tema sugieren que lo anterior se debe a que las personas generan el “hábito” de votar conforme avanza el tiempo (Alfaro, 2019a), y los datos analizados en el presente artículo sustentan dicha interpretación.

En cuanto al modelo de socialización política, este arrojó que los tres niveles (primaria, secundaria y terciaria) están asociados de forma significativa con la probabilidad de votar en las elecciones municipales. Sobre esto se puede inferir que solo las personas que podrían considerarse viven una alta socialización política, es decir, que discuten y se informan sobre política en distintos espacios, cuentan con una inclinación hacia participar en los comicios locales. Esto puede ayudar a explicar el alto abstencionismo en las elecciones municipales, ya que se requiere generar un “compromiso o interés político” mayor que en las elecciones nacionales, para poder incentivar que las personas asistan a emitir su voto.

Si a lo anterior se le agrega lo ya mencionado sobre el peso de la gestión del gobierno local, y el posible voto para castigar o premiar la gestión del actual alcalde o alcaldesa, se puede concluir que los gobiernos municipales aún no se convierten en órganos políticos de suficiente interés para la población, ya sea por desconocimiento de la población o por incapacidad e inefectividad en el cumplimiento de sus funciones por parte de los gobiernos municipales. Asimismo, se puede proponer la hipótesis de que para aumentar la participación en estos comicios es necesario realizar dos acciones: 1) Mejorar la labor de los gobiernos locales, de forma tal que estos se conviertan en órganos políticos de interés de la población, y 2) politizar a la población costarricense, entendiendo esto como incentivar que dialogue y se informe sobre la política, y la observe como una parte fundamental en su vida cotidiana.

Finalmente, es necesario señalar algunas limitaciones del actual estudio, las cuales son el resultado de trabajar con una encuesta diseñada para ser aplicada a escala nacional, sobre un fenómeno que se desarrolla en escala cantonal. Por eso, como se indicó a lo largo del texto, los datos recolectados no permiten visualizar las particularidades del contexto de cada cantón, así como el peso de su sistema de partidos en el comportamiento del electorado. Dado esto, los resultados de este artículo no solo deben interpretarse de forma general, sino que incluso deben ser abordados como un primer acercamiento a la influencia de la sociabilidad política en el comportamiento electoral en las elecciones municipales. Asimismo, esta situación llama la atención sobre la necesidad de realizar estudios más específicos, y de corte cualitativo, con las poblaciones de los cantones, para poder determinar de forma más precisa los procesos de sociabilidad política que ocurren en estos, y cómo inciden en los resultados y comportamiento electoral de su población.

 

Referencias bibliográficas

Alfaro, R. (2019a). Participación en las elecciones municipales en Costa Rica: Perspectiva histórica. Revista de Derecho Electoral, (28), 225–246. https://doi.org/10.35242/RDE_2019_28_13

Alfaro, R. (2019b). Resultados electorales municipales más recientes. Revista de Derecho Electoral, (28), 247–259. https://doi.org/10.35242/RDE_2019_28_14

Alfaro, R. y Zeledón, F. (2003). Tendencias en la historia electoral municipal costarricense, 1953-2002. Revista Parlamentaria, 10(1), 17–77.

Barberá, P. (2010). Voting for Parties or for Candidates? The Trade-Off Between Party and Personal Representation in Spanish Regional and Local Elections. Revista Española de Investigaciones Sociologicas, (132), 35–63.

Basile, R., y Filoso, V. (2018). The market value of political partisanship: Quasiexperimental evidence from municipal elections. Papers in Regional Science, (97), s193–s209. https://doi.org/10.1111/pirs.12238

Beltrán, V. (2019). El voto como “deber ser” y práctica política en espacios locales: Una exploración de los relatos en torno a las Elecciones Municipales 2016. Revista de Derecho Electoral, (28), 261–279. https://doi.org/10.35242/RDE_2019_28_15

Calvo, G. et al. (2018). Partidos políticos locales: ¿Legitimadores o perdedores de la democracia? Revista de Derecho Electoral, (25), 83–104.

Calvo, G. et al. (2020). Un estudio sobre comportamiento electoral a nivel subnacional: El caso del cantón de Nandayure. Revista de Derecho Electoral, 29, 83–108.

Cambronero, A. (2019). Redes sociales y eventos comiciales: Reflexiones a las puertas de una nueva elección. Revista de Derecho Electoral, 28, 25–59. https://doi.org/10.35242/RDE_2019_28_2

Cascante, M. J., y Camacho, S. (2019). El sistema de partidos en los cantones: Análisis de la distribución territorial de los apoyos (1953-2016). Revista de Derecho Electoral, 28, 195–216. https://doi.org/10.35242/RDE_2019_28_11

Díaz, J. A., y Cordero, S. (2020). Las preferencias del electorado en la segunda ronda presidencial de 2018 en Costa Rica. Un modelo de socialización política. Política y gobierno, 27(1), 41–62.

Díaz, J. A. et. al. (2018). Imaginarios políticos. Des-pensando y repensando la convivencia democrática desde la perspectiva ciudadana . Heredia, C.R.:  EUNA.

García-Carretero, L. y Pérez-Altable, L. (2017). Barcelona En Comú on Twitter. Analyzing the Electoral Communication of the Confluence During the 2015 Council Election. Barcelona en Comú en Twitter. Análisis de la comunicación electoral de la confluencia durante las elecciones municipales de 2015., 26(5), 871–883. https://doi.org/10.3145/epi.2017.sep.09

Gell, J. A. (2019). Las coaliciones de partidos políticos en las elecciones municipales costarricenses. Revista de Derecho Electoral, 28, 109–122. https://doi.org/10.35242/RDE_2019_28_5

Milanese, J. P. y Jaramillo, L. E. (2015). Impacto de los factores institucionales del sistema electoral en la fragmentación partidaria. Un análisis de las elecciones para concejos municipales en el Valle del Cauca (1997-2011). Colombia Internacional, (84), 43–70. https://doi.org/10.7440/colombiaint84.2015.02

Morales, I. (2014). Efecto incumbente en elecciones municipales: un analisis de regresion discontinua para Guatemala. Revista de Análisis Económico, 29(2), 113–150.

Ortega-Villodres, C. y Recuero-López, F. (2020). Political Leadership and Local Elections: Nationalisation, Regionalisation or Localism? Revista Española de Investigaciones Sociológicas, (169), 123–140. https://doi.org/10.5477/cis/reis.169.123

Riera, P., et. al. (2016). Elecciones municipales en España: un análisis multinivel de los determinantes individuales y contextuales del voto. Revista de Estudios Políticos, (72), 47–82. https://doi.org/10.18042/cepc/rep.172.02



[1] El artículo muestra algunas conclusiones parciales del proyecto de investigación “Contextos sociopolíticos emergentes y su relación con la cultura política en Costa Rica, Fase II” (Proyecto 0246-16), realizado en el Instituto de Estudios Sociales en Población (IDESPO) de la Universidad Nacional (UNA).

* Costarricense, politólogo, correo jose.diaz.gonzalez@una.ac.cr. Doctor en Gobierno y Políticas Públicas. Investigador en el Programa Umbral Político del Instituto de Estudios Sociales en Población (IDESPO) de la Universidad Nacional (UNA) y docente de la Escuela de Ciencias Políticas de la Universidad de Costa Rica (UCR).